• Trayecto: Circular

• Longitud: 4,2 km

• Tiempo estimado: 2 horas

• Dificultad: Baja

• Tipo camino: Senda, carril o pista

• Paisaje/vegetación

Curso de rambla atravesando un terreno relativamente accidentado, con pendientes y cotas moderadas. Encajonamiento del cauce entre escarpes rocosos. Vegetación abundante en el lecho, formada, entre otras, por carrizos, cañas, tarajes o adelfas y escasa en el entorno de ambiente árido con matas dispersas de palmito, esparto, albaida, cornical u otras propias del la región o bien introducidas, como pitas o chumberas. Cultivos y construcciones de carácter tradicional.

• Sombra: Escasa

• Autorización especial: No es necesaria

• Recomendaciones: Llevar agua potable y vestimenta y calzado adecuados.

El río Alías es el curso de agua más importante del parque natural, el único al que se le llama río, porque es de aguas casi permanentes. Los demás son ramblas o barrancos, que sólo llevan agua en las raras ocasiones que llueve.

El sendero recorre —ida y vuelta— uno de los tramos más interesantes del río, con zonas en las que su lecho se ensancha, como resulta frecuente en el caso de las ramblas, y otras en las que se reduce hasta tomar forma de garganta. La insólita vegetación y los muchos refugios que ofrece el roquedo acogen una abundante vida animal.

Sendero Rio Alías