ESTE ENTORNO CASI IDÍLICO, flanqueado por la Cala de Agua Amarga a un lado y por la Mesa Roldán al otro fue, literalmente, atravesado por vagones cargados de minerales y de sueños de un futuro mejor.

El cargadero de mineral de Agua Amarga era el punto fi nal de la línea férrea de Lucainena de las Torres a Agua Amarga. Este lugar, protegido de los vientos de levante, fue el escogido para cargar el hierro extraído en las minas de Lucainena en los buques que deberían transportarlo hacia los altos hornos de las empresas mineras. La actividad del cargadero se inició a fi nales del siglo XIX y tras una historia llena de frenética actividad pero también de tiempos difíciles, en 1942  zarpó el último buque carguero. Las locomotoras, los trenes y los puentes fueron desmantelados y con ello se dio prácticamente cerrojazo a la fi ebre minera en toda la provincia.

Junto a las minas de oro de Rodalquilar, el cargadero de mineral de Agua Amarga representa uno de los mejores ejemplos del patrimonio arqueo-industrial en el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar. Recuerde que éste es un pedazo de nuestra historia, su conservación es un derecho y un deber de todos.

Sendero Agua Amarga – Cargadero de mineral